martes, 21 de junio de 2011

El amauta

Consolidada el Tawantinsuyu descubre con nitidez la figura del educador dentro de formas variadas al servicio del estado. El hombre que representa la sabiduría, está encarnado por el amauta. Su centro de enseñanza era el yachayhuasi o casa del saber, pero además componían comedias y tragedias, en días y fiestas solemnes delante de sus reyes y de los señores que asistían en la corte. Las composiciones líricas poseían un carácter sintético, mientras las épicas estaban dedicadas a las hazañas de los incas y señores principales, estos poetas se les llamaba harávecs; los cantares de gesta eran transmitidos de generación en generación. Tales cantares no podían ser dichos ni publicados sin la presencia del inca.
El amauta forma a los que continuarán con la tradición cultural, preparando a los jóvenes una educación artística.
El trato a los educandos era bueno y había orden en la distribución de los estudios; las sanciones se aplicaban con estricta justicia, se permitían los azotes una vez al día solamente en la planta de los pies. El amauta que era cruel con sus estudiantes se le cortaba la mano derecha.


Los amautas alcanzaron a reflexionar que el hombre estaba compuesto de cuerpo y ánima, que a su vez ésta es de espíritu inmortal y que el cuerpo era hecho de tierra. A las cosas vivientes los llamaba Allpacamasca, es decir tierra animada, diferenciando al runa (hombre de entendimiento y razón) del llama (ser con ánima vegetativa y sensitiva pero carente de intelecto. Tuvieron un código de ética social y norma jerárquica de vida pública, aunque no especularon en si existía uno o varios cielos conocieron algunos aspectos de la astronomía. Sus conocimientos estaban orientados hacia la observación del Sol, la Luna y Venus. Con respecto al Sol observaban que unos tiempos se apartaba y en otros se acercaba, que en unos días eran mayores que las noches, en otras eran menores o iguales. Acerca de la Luna no podían explicar por qué crecía y menguaba, de Venus les llamaba la atención ver que a veces aparecía yendo delante del Sol y en otros en pos de él. Poseyeron conocimientos geométricos, dada la contínua necesidad de medir las tierras y reajustar su distribución.

La finalidad pedagógica estaban encaminados a una formación integral para que supiesen los ritos, preceptos y ceremonias y para que entendiesen la razón y fundamento de sus leyes. 

La duración de los estudios dirigida por el amauta abarcaba cuatro años, dividiéndose a lo largo de ellos en cuatro materias principales que eran: Lengua, religión, aprendizaje de los quipus y la historia del Tawantinsuyu ligado al arte militar. 

El estudio de la lengua abarcaba no solo la gramática sino también la retórica, extendiéndose a la poesía y el teatro, llegando a la música. Con respecto a la religión, giraba entorno a la teología, una filosofía cosmogónica y cierta astrología que debía presuponer astronomía y derivar dominio calendárico. La enseñanza de los quipus equivalía al ejercicio de los números, por lo que trataba la ciencia matemática, extendiéndose a la geometría, economía, contabilidad y estadística, agrimensura e hidráulica. Finalmente estaban la historia y estrategia, inseparables de la geografía, política y derecho, quedando para el estricto arte militar lo referente a la construcción de fortalezas, uso de las armas y modalidades de lucha. Este último grado de instrucción preparaba a los mancebos nobles a la ceremonia viril del warachiku (huarachico).

Todas estas disciplinas las enseñaban los amautas, los hombres más cultos del Imperio, quienes recitaban sus lecciones delante de sus yachacuc runa o jóvenes alumnos, las cuales tenían que aprenderla de memoria. Para facilitar este aprendizaje estaban los poetas o haravicus, especializados en poner las lecciones en verso y hacerlas repetir a los muchachos.

Nos imaginamos al amauta quieto y majestuoso, hablando en el más puro y selecto runa simi (lengua del imperio) mientras sus jóvenes estudiantes, ávidos de saber, escuchaban en cuclillas.  

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.