martes, 5 de mayo de 2009

El espacio andino

video

La masa triangular de América del Sur se divide, en términos generales, en tres bandas de terrenos paralelamente orientadas de Norte a Sur. La primera, al Oeste, corresponde a la zona del Pacífico con la Cordillera de los Andes. Se extiende desde el istmo de Darién hasta la Tierra de Fuego y forma la región andina. La segunda es la zona del Atlántico, con la Guayanas y el planalto del Brasil, que originan macizos irregulares de tierras altas al borde de dicho Océano. La tercera es la zona intermedia de las grandes llanuras, desde las Antillas a la Patagonia, por donde discurren las cuencas hidrográficas del Orinoco, Amazonas y el Río de la Plata.

La Cordillera de los Andes

Es uno de los sistemas orográficos más notables del mundo, se sitúa entre los 11° de L.N. y 55° de L.S. siendo la columna vertebral de Sudamérica. Su presencia determina las regiones naturales de su territorio, influye en el clima y en ella se asienta la mayor parte de sus recursos minerales. A lo largo de casi todo su recorrido, de 7500 Km. sigue paralela y próxima al litoral del Pacífico. Sin embargo en la Tierra del Fuego, hace una curva para ingresar al Océano Atlántico. Un fenómeno similar ocurre en el extremo Norte, en territorio de Colombia, donde la cadena empieza a desplazarse hacia el Este, para terminar cerca de Barquisimeto (Venezuela) 10° L.N. a unos 80 Km. del mar Caribe.

Los Andes son montañas agrestes que presentan al mar espolones y contrafuertes imponentes, en tanto que sobre la selva declinan en suaves ondulaciones. No hay otras montañas en el mundo que sean simultáneamente tan altas y se hallen tan cerca de la Costa, a la que descienden en forma abrupta. De ahí que los ríos costeños corran como cascadas y torrentes. La Cordillera alcanza su mayor anchura sobre el paralelo 20° L.S. (760 Km.) y su mayor altitud en el nevado Aconcagua, 36° L.S. (7023 m).

La Cordillera de los Andes salvo el monte Everest de 8848 msnm, en la Cordillera del Himalaya, contiene los picos más altos del mundo. Además del Aconcagua, entre Chile y Argentina, deben mencionarse: El Illimani, de 6682 m, en Bolivia; el Huascarán, de 6768 m, en Perú; el Chimborazo,  6267 m y el Cotopaxi, de 5857 m, en el Ecuador. 

Desde el punto de vista de su orogenia y relieve en el territorio andino se suceden tres regiones naturales que se escalonan de Oeste a Este: La Costa o región litoral, los Andes con sus altas cadenas y altiplanicies; por último, la Amazonía o vertiente oriental.

La Costa surge bruscamente del mar y está dominada a poca distancia, de 30 a 150 Km. por la Cordillera de los Andes. Es una banda estrecha, rectilínea, que generalmente presenta un frente de barrancos abruptos, sin cortaduras, salvo en la costa chilena, cuyo hundimiento provocó la inundación de los valles originando islas. 

En la Costa el único accidente notable es el Golfo de Guayaquil, que la divide en dos secciones:   Una al Norte, tropical, cálida, húmeda con precipitaciones de hasta 12 mil mm y vegetación densa; otra al Sur, hasta Chile central, seca y desierta, en la que destaca el desierto de Atacama.

Los Andes ofrece un conjunto de formas topográficas variadas. No es una cadena continua de montañas de pendiente doble, solo el aspecto de las altas mesetas, páramos y puna, sin árboles, cubiertas de pasto, azotada por vientos helados y sometida a fuertes tempestades, resulta siempre el mismo. 

La Amazonía o vertiente oriental de los Andes cae sobre las llanuras de aluvión que se conocen con diferentes nombres. En Venezuela se conoce como los llanos, que son regiones descubiertas, sometidas a largo períodos de sequía. En Bolivia se denomina las yungas, valles cálidos con lluvias constantes, abundantes y vegetación tropical. En el Perú es la montaña y se designa así no a los montes, sino a la floresta densa, bien irrigada, situada entre los 1500 y los 3000 m, sobre las selvas del Amazonas.

Los Andes centrales

Con fines descriptivos, la Cordillera de los Andes y en general la región ocupada por ella, se divide en: Andes septentrionales, Andes centrales y Andes meridionales. En términos geopolíticos actuales, los Andes septentrionales o Andes del Norte corresponden a los territorios del Ecuador y Colombia; los Andes del Sur o meridionales a los de Chile, Bolivia y el NO de Argentina. Los Andes centrales comprendidos entre los 5° y 15° de L.S.  incluyen en su totalidad el actual territorio del Perú.



Relieve

El relieve del área andina es complejo, variando en su morfología tanto en el sector norte, como en los sectores central y sur, aún cuando estos dos últimos presentan algunos rasgos comunes. Tanto en los Andes del Norte como en los del Sur, se destacan dos cordilleras, que se bifurcan de puntos comunes y entre las que se aglomeran otras cadenas secundarias, nudos y varias estribaciones transversales que forman diversos valles y quebradas. 

En los Andes centrales el relieve es muy diferente. Desde aproximadamente los 4° de L.S. hasta los 15° de L.S.El Perú está atravesado por tres cordilleras: La occidental, la central y la oriental, que se desprenden de la cadena única o nudo de Loja, para juntarse y confundirse en los nudos de Pasco (10° 30´L.S.), primero y Vilcanota (14°50'L.S.), después. Entre estas cordilleras corren los ríos Huallaga y Marañón, orígenes del Amazonas; Vilcanota y Urubamba, que originan el Ucayali y el de Madre de Dios que forma parte de la cuenca del Amazonas. Por otro lado, la Cordillera de los Andes da lugar a la formación de tres unidades o regiones geográficas, conocidas tradicionalmente desde el siglo XVI como la Costa, Sierra, Selva.

La Costa

Los terrenos al Oeste de la cordillera de los Andes configuran la costa, una faja baja y relativamente plana, que se extiende desde el Océano Pacífico hasta los 500 m.s.n.m. En el Perú entre Pisco e Illescas, Su anchura no sobrepasa los 50 Km. Al Norte de Illescas y en los Andes del Norte la costa es mucho más amplia, alcanzando hasta 200 Km. de ancho en la península de Santa Elena (Ecuador).

La costa peruana presenta un relieve moderado, en el que destaca las terrazas marinas, los abanicos fluviales, las dunas y los depósitos de arena eólica. Básicamente está constituida por dos paisajes: Los valles y los desiertos interfluviales, a los que se asocia una diversidad de subpaisajes: Planicies y pampas, cerros, quebradas secas, bosques secos, manglares, lomas. Su extensión representa aproximadamente el 10,7% de la superficie total del Perú, con un litoral de 3080 Km de longitud.

El litoral peruano es casi recto. Los únicos accidentes destacables son las penínsulas de Paracas, Ferrol e Illescas; las bahías de la Independencia, Samanco, Chimbote, Sechura, Paita y las puntas Coles, Isla, Atlántico, La Punta, Malabrigo y Lachay. Frente al litoral se encuentran numerosas islas de diferentes extensiones e importancia, pudiendo mencionarse entre otras: Lobos de Tierra, Lobos de Afuera,La Viuda, Mazorca, San Lorenzo, Chincha, Ballestas. 

Andes

Está configurada por la propia Cordillera de los Andes, que al desplazarse de Norte a Sur, da lugar a un heterogéneo paisaje con cumbres elevadas, gargantas profundas, valles estrechos, mesetas extensas. Su superficie se estima en 408 209,55 kilómetros cuadrados, equivalente al 31% del territorio peruano. Se le considera conformada por tres cadenas montañosas denominadas: Cordillera occidental, Cordillera central y Cordillera oriental, las que al reunirse en los nudos de Pasco, primero y Vilcabamba después, originan dos secciones. La primera entre los 4°10´ y 10°50´L.S. la segunda entre los 10°50´ L.S. y 14°30´L.S.

En la primera sección, la cordillera o cadena occidental es la más importante. Una de sus ramas denominada Cadena de Ancash o Cordillera Blanca presenta las cimas más altas del Perú: Huascarán (6768 m), Chopicaqui (6400 m), Huautsan (6395 m), Tunsho  (6369 m), Huandoy (6356 m), Rurimachay (6309 m), Taulliraju (6300 m), Copa (6270 m), Santa Cruz (6259 m), Pomabamba (6258 m), Pucaraju (6241 m), Cojup (6180 m), Carhuacatac (6171 m), Huaichajanga (6127 m), Hualcán (6126 m), Rajopaquinan (6122 m), Chacraruju (6120 m), Alpamayo (6120 m), Pucahirca (6100 m) y Quitaruju (6036 m) formando con la cadena secundaria y paralela llamada Cordillera Negra, menos elevada (500 m), el valle conocido como el Callejón de Huaylas, que culmina en el nudo de Tuco.

Entre el nevado de Tuco o nudo de Tuco (Bolognesi) y el nudo de Pasco, la cordillera adopta el nombre de cordillera de Huayhuash, en la que destacan los nevados de Yerupaja (6632 m), Siula (6536 m), Sarapo (6143 m), Jirishanca (6126 m) y Rasac (6040 m).

La cadena central separa las aguas de los ríos Marañón y Huallaga. En la parte occidental de la Región Amazonas ha sido erosionada profundamente por el Marañón en el pongo de Retama, que tiene dos kilómetros de largo y 60 metros de ancho.  La cadena oriental tiene poca elevación y es una región de intensas lluvias. En el sector Nororiental, entre las regiones de Amazonas y Loreto, ha sido erosionada por el Marañón, en el pongo de Manseriche y un poco más al Sur, en la región de San Martín, por el río Huallaga, en el pongo de Aguirre. Entre las regiones de San Martín, Huánuco y Ucayali toma el nombre de Cordillera Azul y se halla cortada por el río Yuracyacu en el Boquerón del Padre Abad. En la parte Noroeste del Nudo de Pasco toma el nombre de Cordillera de Huachón, teniendo como su pico más importante el cerro Huagaruncho.

La segunda sección corresponde al área comprendida entre el Nudo de Pasco (4302 m) y el Nudo de Vilcanota (5486 m). A partir del nudo de Pasco la cordillera oriental corre hacia el Sureste, sustentando la meseta de Bombón o Junín, elevada cuenca del tipo puna, en cuya parte central se ubica la laguna Chinchaycocha. En la zona de Pasco la cordillera toma el nombre de Cerro de la Sal y en el Cusco, cordillera de Ausangate, cuyo pico más importante es el nevado del mismo nombre, situado al NO del río Vilcanota. Está cortada por los ríos Tambo y Urubamba en los pongos de Tambo (Junín) y Mainique (Cusco) respectivamente. 

La cadena central recibe diversos nombres: Cordillera de Huaytapallana, en Junín; cordillera de Rasuhuillca, en el Norte de Ayacucho  y cordillera de Vilcabamba en el Cusco, donde separa las aguas del Urubamba y Apurímac. Esta cadena ha sido profundamente erosionada por el río Mantaro en el pongo de Mantaro y por el Apurímac, en el pongo de Apurímac. Los picos más importantes de la cadena central son el Huaytapallana y Lasuntay en Junín, el Pumasillo y Salcantay en el Cusco. 

La cadena occidental, confundiéndose con el borde de las latas tierras interandinas, se levanta bruscamente sobre el Pacífico y se desdobla en su parte meridional para unirse mediante un ramal al referido nudo de Vilcanota. Esta cadena también recibe diversos nombres: Cordillera de la Viuda, en Lima; Cordillera de Chonta, en Huancavelica; Cordillera de Chila, en Arequipa y Cordillera de Huanzo, entre Arequipa, Apurímac y Ayacucho. Sus picos más importantes son: El nevado de la Viuda, en Lima; los volcanes de Sarasara y Jarhuarazo  en Ayacucho y los volcanes y nevados: Pichupichu, Misti, Chachani, Ampato (6310 m), Coropuna (6425 m) y Solimana (6117 m) en Arequipa.

Sobre esta cadena se extienden, además, las mesetas de Castrovirreina en Huancavelica, Parinacochas y Pampa Galeras en Ayacucho, consideradas las más importantes zonas ganaderas por su relieve ondulado, suave pendiente y abundancia de pastos naturales. A partir del nudo de Vilcanota la Cordillera de los Andes se bifurca en dos grandes ramales, denominados cordillera occidental y cordillera oriental que se abren sirviendo de marco al altiplano del Collao o meseta del Titicaca (3814 m). La cadena oriental toma al Este el nombre de cordillera de Carabaya con picos cubiertos de nieves perpetuas, entre los que destacan los de Aricoma, y Quenamari, en Carabaya; el nevado de Ananea en Sandia y los de Palomani (Cunca, Grande y Tranca) en la frontera con Bolivia. 

La cadena occidental, llamada también cordillera volcánica, en las regiones de Arequipa y Moquegua, cordillera del Barroso, en Tacna y nudo de Vilcanota o cordillera de Vilcanota entre Cusco y Puno, presenta varios conos extinguidos (Coropuna, Chachani, Misti) y cráteres de erupción volcánica (Huainaputina, Candarave, Omate, Ubinas).

Al ingresar a Bolivia las dos cadenas: La oriental con el nombre de Cordillera Real y la occidental o cordillera Exterior, continúan cerrando y circundando la altiplanicie del Titicaca o altiplano del Collao, dividiendo en dos secciones por la Serranía de Llica y Tahua, con el lago Titicaca y Aullagas al septentrión y con carencia de aguas corrientes en la meridional. La Cordillera Real es mucho más alta que la cordillera central y la única que conserva nieve perpetua sobre los 5300 m. En ella se encuentran los picos más altos de Bolivia: El Illampu o Sorata (7010 m), El Illimani (5463 m) y del Kaarkaake (6160 m).

El altiplano tiene una altura media superior a los 3600 metros y su parte occidental, la de mayor altitud, es un desierto con cuencas lacustres endorreicas (Titicaca y Aullagas) y grandes salares (Coipasa y Uyuni). La hoya del Titicaca es una cuenca muy extensa, cuyo rasgo principal, el lago, de aproximadamente 8290 kilómetros cuadrados de superficie, constituye una importante fuente de alimentos y un regulador del clima de la zona. Su altura es de 3850 m.s.n.m.

Amazonía

El territorio al Este de la cordillera corresponde a la Amazonía, el inmenso llano forestal de la Amazonía, abarca alrededor de 57,6% del territorio peruano. Su topografía es predominantemente plana. En general se distinguen dos zonas: La selva alta o ceja de montaña y la selva baja o llano amazónico, situado a unos 400 m.s.n.m.

La vertiente del Atlántico, drenada por los ríos del sistema hidrográfico del Amazonas, posee los recursos hídricos más importantes del área. Son grandes ríos que, originados en la divisoria continental de las aguas, discurren primero por las altas cumbres, luego por profundos cañones que han esculpido en el flanco oriental andino y penetran finalmente a la llanura amazónica, donde se desplazan por lechos sinuosos de gran dinamismo. En general son ríos navegables. 

La región andina, por la naturaleza de su suelo antes que por su situación geográfica, ha experimentado durante su configuración, episodios críticos de carácter destructivo. Los mayores cambios geológicos ocurrieron en pasado muy reciente y aún continúan. Grandes inundaciones, lluvias torrenciales, sequía prolongadas, terremotos, erupciones volcánicas, levantamientos y hundimientos de su costa, son fenómenos locales que han tenido y tienen notables repercusiones en la configuración geográfica de su territorio. 

La actividad tectónica de los Andes es un fenómeno del que se tienen noticias y diversas evidencias desde épocas muy antiguas. Los Andes forman parte del "Cinturón del Fuego" del Pacífico, tachonado por volcanes en actividad y frecuentemente sacudido por movimientos sísmicos. En la región Andina los movimientos sísmicos son numerosos y frecuentes. Su impacto sobre el hombre siempre ha sido catastrófico. Terremotos  como el del 31 de mayo de 1970, que afectó a los Andes y Costa Norte del Perú, ocasionó la muerte de más de 70 mil personas. Los aludes de lodo, provocado por el sismo, invadieron el Callejón de Huaylas, cubriendo pueblos enteros, como en el caso de Yungay (Ancash).

En este aspecto cabría mencionar el fenómeno del Niño, un conjunto de cambios oceanográficos y metereológicos muy complejos, que sin estar vinculados directamente con la orogenia del territorio andino,  tiene repercusión en su costa, originando alteraciones del clima y ambiente oceánico, produciendo efectos socioeconómicos provenientes de los daños ocasionados por las intensas lluvias que ocurren en el litoral de los Andes centrales y de las sequías en latitudes diferentes. 

Hidrografía

En la región Andina, se reconocen tres vertientes hidrográfica: Del Pacífico, del Atlántico, del Titicaca. 

En la vertiente del Pacífico los ríos tienen poco desarrollo. Los cursos de agua se alimentan irregularmente con las lluvias y las nieves de los Andes y muchos se secan en la estación en que las lluvias cesan. Sólo muy al Sur, en Chile, las condiciones cambian, los ríos se hacen permanentes y prestan grandes servicios a la irrigación de los valles, como el Aconcagua, el Maipo, Maule, Biobío.

En la vertiente del Atlántico los ríos son permanentes, caudalosos, reciben numerosos afluentes y discurren por amplias llanuras aluviales antes de desembocar en el mar. Las principales hoyas hidrográficas de esta vertiente son: Del Atrato-San Juan que desembocan en el Caribe, del Guaviara-Meta que tributa sus aguas al Orinoco, ambas corresponden al área andina septentrional y del Amazonas, que colecta las aguas de los ríos interandinos del área andina central.

En la vertiente del lago Titicaca cuya extensión es de 3812 m, atraviesa la frontera del Perú y Bolivia, recoge las aguas de una cuenca cerrada de 56300 kilómetros cuadrados y se comunica con el lago Aullagas o Poopo (3694 m) por el río Desaguadero. Su superficie es de 8380 kilómetros cuadrados, de la cual 4996 kilómetros cuadrados corresponden al Perú.
















Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.