sábado, 10 de abril de 2010

El Neolítico

Proviene del griego neos (nuevo) y lithos (piedra), que quiere decir una edad de piedra pulimentada, es la última etapa correspondiente a la edad de piedra.

El homo sapiens sapiens cambió radicalmente respecto a sus medios de resistencia, pasó de ser cazador recolector y de una vida nómada a un productor agrícola ganadero sedentario, este cambio radical será conocido como la revolución neolítica. La domesticación de plantas y animales tuvo cierto control sobre su propio abastecimiento de alimentos. Esto le permitió cubrir sus necesidades básicas y almacenar excedentes, que empezó a intercambiar por otros productos naciendo el comercio.

El neolítico se sitúa el holoceno, que es el final de la última glaciación. Esto significó un clima más cálido, con condiciones más favorables para la vida. El retroceso de los glaciares fue paulatino y de larga duración que trajo, el aumento del nivel de las aguas, aparecen los valles y suelos ideales para la agricultura. La adapatación humana significó un desarrollo notable, tanto de las actividades para la satisfacción de las necesidades básicas, como de la organización social. Asimismo, aquellos cambios trajeron sus propias distinciones en el arte y la religión.


los orígenes de la agricultura:Durante los procesos de recolección de frutos, el homo sapiens spiens se dió cuenta de que aparecían nuevas plantas donde caían semillas silvestres, esta observación los animó a cultivar y seleccionar los vegetales que se ajustaban a sus necesidades alimentarias. Los primeros cultivos fueron cereales como el trigo, cebada y centeno en Europa, mijo en África, arroz en la India y China y maíz en América. Con el tiempo estos productos se convirtieron en la base de la alimentación de las culturas que se desarrollaron en esos lugares.


Inicios de la ganadería: Algunos animales atraídos por los restos de comida, se acercaron a los grupos humanos, en lugar de matarlos los domesticaron, asegurándose la provisión de carne y leche. Progresivamente, ovejas, cerdos, reses y cabras comenzaron a ser agrupados en rebaños; originando la ganadería. Con el tiempo los seres humanos empezaron a usar los recursos ganaderos no sólo como alimento, sino también como fertilizante, pieles, lana y fuerza de carga.


La agricultura y ganadería impulsaron el desarrollo de nuevas técnicas que le permitieron al hombre controlar la selección de semillas, el abono de la tierra, la tala de los bosques, construcción de diques y canales de riego. Estas tareas requerían el empleo de nuevas herramientas, cuya fabricación se hacía principalmente mediante el uso de la piedra tallada y pulida.

En las aldeas se comenzó a a fabricar cerámica con fines domésticos o religiosos. La cerámica se modelaba con barro húmedo y secaba al Sol. Otra creación de gran importancia fue la rueda.

Las fibras vegetales como el lino y el algodón, lana de cabra o de oveja permitieron desarrollar la técnica del hilado y del tejido. Con fibras vegetales más gruesas, como el mimbre, se tejían cestos y esteras.



Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.