lunes, 30 de septiembre de 2013

La Revolución Francesa

Es el movimiento social, político y económico que se produjo a fines del siglo XVIII. Fue protagonizado por el pueblo francés (campesinos, proletarios, burguesía, pequeña burguesía) contra el Antiguo Régimen (monarquía, feudalismo, iglesia).


Causas

  • Económica: Desde 1760 se sucedieron malas cosechas, lo que provocó el alza de los precios, además se incrementó la crisis financiera por el derroche de la corte real  y las guerras.
  • Sociales: Consideraban injusto que sólo el Tercer Estado, al cual pertenecían pagaran impuestos.
  • Políticos: Los burgueses estaban descontentos, porque a pesar de su creciente poder económico, carecían de poder político. 
  • Ideales: La influencia de las ideas ilustradas hizo que la mayoría de franceses tomaran conciencia de que el Estado debía respetar sus derechos.


Inicio de la Revolución

En 1789 el Estado francés enfrentaba una grave crisis económica, las medidas de emergencia propuestos por los ministros del rey Luis XVI no se aplicaron debido a la negativa de la nobleza a pagar impuestos. Por ello ele rey decidió convocar a los Estados Generales, asamblea consultiva que se reunía para tratar asuntos trascendentales para el país. La Asamblea estaba formada por representantes de los tres estamentos sociales: El clero, la nobleza y e tercer estado o estado llano, dominado por la burguesía.



El 5 de mayo de 1789, en el palacio de Versalles, se iniciaron las sesiones de los Estados Generales con 1139 diputados (270 de la nobleza, 291 del clero y 578 del tercer estado). La expectativa era grande, pues el rey había dado a entender que la asamblea realizaría cambios trascendentales; incluso había solicitado que los electores enviaran "cuadernos de quejas". Sin embargo, la sesión quedó entrampada  por el desacuerdo en el sistema de votación: la nobleza pretendía que el voto sea por estamento para que, en alianza con el clero, los sectores privilegiados mantuvieran el control de la asamblea. El tercer estado, por su parte, pedía que la votación sea por representante, lo que le podría otorgar la mayoría.
La situación general provocó la protesta de los representantes del tercer estado: el 17 de junio, junto con algunos disidentes del clero y la nobleza, declararon que de ahí en adelante sería una Asamblea Nacional. 
El 20 de junio, sus integrantes hicieron el juramento del juego de la pelota. El acto se realizó en un salón del palacio en el que se practicaba este deporte, y por el cual se comprometieron a no separarse hasta aprobar una constitución. El 9 de julio, esta asamblea se transformó en Asamblea Constituyente.

La Asamblea Constituyente

Atemorizado por el desarrollo de los acontecimientos, el rey ordenó el despliegue de tropas en Versalles y París. Esto desató la furia del pueblo parisino, que el 14 de julio asaltó la Bastilla, prisión real y símbolo del régimen absolutista. Posteriormente la Asamblea Constituyente abolió los privilegios señoriales y el 26 de agosto aprobó la "Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano". En ese documento se plasmó la idea de un nuevo orden político bajo los principios de igualdad, libertad y fraternidad. Además, se reorganizó el territorio del país en 83 departamentos, se proclamó la libertad de empresa y de trabajo, se secularizaron los bienes de la Iglesia. 

En los meses siguientes, muchos aristócratas salieron del país y alentaron a las otras monarquías a intervenir en Francia. Con ese respaldo, Luis XVI y su familia intentaron fugar en junio de 1791, pero fueron capturados.  Este hecho acrecentó los temores del pueblo de un gran "complot aristocrático", provocó saqueos contra la propiedad de los nobles y estimuló el crecimiento de grupos políticos cada vez más radicales. 
En setiembre, la Asamblea promulgó finalmente la Constitución, que convirtió a Francia en una monarquía constitucional con separación de poderes. Luis XVI se vio obligado a firmar el acuerdo y convocar a elecciones para una Asamblea Legislativa.
Después de 1792, la revolución adoptó formas más radicales y abolió lo poco que quedaba del Antiguo Régimen. 

La Convención

Las reformas implantadas por los revolucionarios causaron la preocupación de las otras monarquías absolutistas de Europa. Por ello, en abril de 1792, los ejércitos de Austria y Prusia invadieron Francia y derrotaron a las desordenadas fuerzas revolucionarias. El pueblo sospechó que el rey estaba conspirando contra la revolución, por lo que en agosto de 1792 atacó el palacio real de las Tullerías. La revuelta popular determinó el fin de la Asamblea Constituyente y el arresto del rey. En setiembre se convocó a elecciones para formar una nueva asamblea, llamada la Convención.
En la Convención, las dos facciones políticas más importantes eran:

  • Los girondinos, denominado así por que la mayoría de sus integrantes procedía de la región de Gironda. Estaba formada por representantes de la alta burguesía, cuya postura era moderada y de defensa de la legalidad constitucional. 
  • Los jacobinos,  que recibieron ese nombre porque solían reunirse en un antiguo convento de religiosos jacobinos. Sus integrantes eran de sectores más populares y tenían una postura extremista y radical. 


En una primera fase, dominada por los girondinos, la Convención decretó la abolición de la monarquía y el establecimiento de la república. Poco después el rey fue acusado de traición y en enero de 1793, fue ejecutado en la guillotina. Este hecho provocó la formación de una gran coalición europea contra Francia. En la región de Vendée surgió, así mismo, un movimiento contrarrevolucionario conformado por campesinos católicos y realistas. Esta situación agravada por la crisis económica provocó la formación de un Comité de Salvación Pública dominada por los jacobinos. 

Entre junio de 1793 y julio de 1794,  la revolución entró a su fase más radical. Los jacobinos, al mando de Maximilien Robespierre, establecieron un dictadura que decretó la ejecución de cualquier sospechoso de traición a la revolución. Más de 50 mil personas fueron guillotinadas, incluyendo a la reina María Antonieta y muchos dirigentes girondinos. Así mismo se decretaron medidas como la leva general para enfrentar la guerra, el control de precios, el sufragio universal, la instrucción obligatoria desde los 12 años y la reforma agraria. 
los excesos del gobierno de Robespierre, que incluso ordenó la ejecución de líderes jacobinos que lo cuestionaban, produjeron la reacción de la Convención. En julio de 1794, Robespierre fue destituido y ejecutado. La Convención desmanteló varias de las reformas jacobinas y aprobó una nueva Constitución de 1795. En ella se restableció el sufragio censitario, se crearon dos cámaras legislativas y el poder ejecutivo recayó en un Directorio. 

El Directorio

Desde 1795, la revolución retomó su carácter moderado y burgués. Para evitar el rebrote de la dictadura, el directorio se compuso por cinco miembros. El nuevo régimen se enfrentó a una constante oposición, tanto de los monárquicos conservadores como de los jacobinos, lo que causó una constante inestabilidad. Por si fuera poco, la  crisis económica aumentaba el descontento popular. 

En el ámbito externo la situación empezó a mejorar. Los entusiastas ejércitos revolucionarios lograron grandes triunfos sobre la coalición europea, en los que empezó a destacar la figura del general Napoleón Bonaparte que luego de brillantes campañas militares en Italia y Egipto, regresó a Francia, donde fue recibido como héroe. Entonces, aprovechando su popularidad , decidió dar un golpe de Estado parlamentario en noviembre de 1799 (Brumario, según el calendario republicano) y estableció un nuevo régimen: el Consulado.

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.