domingo, 10 de noviembre de 2013

Agricultura Inca

La actividad base de la economía andina había sido siempre la agricultura, aún en las zonas costeras donde la pesca tuvo un papel importante o donde el comercio generaba riqueza. La sociedad, sus intereses o su cultura, giró en torno a la tierra, vista como fuente de vida y el bien más preciado, motivo de disputas, de guerras y de culto. Los incas la divinizaron con el nombre de Pachamama.


Con respecto al agua y la tierra los incas solucionaron el problema, se sabe que en la costa el agua escasea por tal motivo los incas ejecutaron obras hidráulicas que ya anteriores culturas hicieron; también construyeron canales, acueductos, reservorios y pozos que permitían aprovechar el agua de los ríos, del subsuelo y las lluvias para fertilizar el desierto.

La falta de tierra indujo igualmente a los incas a construir los famosos andenes en las faldas de los cerros. Tenían como fin evitar también la erosión del suelo por acción de las lluvias y el viento; para hacerlo cortaban el cerro en forma de escalones, después levantaban muros contención y en esta especie de maceteros llenaban tres capas de piedra menuda, arena y tierra vegetal. Ahí sembraban especialmente el maíz. La cantidad de andenes es impresionante, se calcula unos 20 millones de hectáreas. 




La organización inca llevó a la actividad agrícola a su máximo nivel, se cultivó una mayor extensión de tierras que en la época actual, se empleó las mismas técnicas usadas durante siglos; pero a una escala mucho mayor y con un sentido de economía imperial no visto anteriormente. Los cultivos más importantes fueron el maíz y la papa por sus cualidades alimentarias; además de camote, ají, olluco, quinua y maní; plantas medicinales como la coca, el llantén, la maca y el guayacán, también cultivaron el algodón y el maguey. Se sabe que la coca y el maíz eran productos considerados sagrados, muy usados en las ceremonias religiosas. 


Los incas utilizaron diversas técnicas para hacer posible la agricultura a gran escala y ampliar la frontera agrícola. Entre ellas destacan:

  • Canales, represas, puquios o pozos.
  • Wachaques o chacras hundidas.
  • Waru-waru o camellones, chacras elevadas sobre tierras pantanosas.
  • Qochas o lagunas artificiales.
  • Andenes o enormes maceteros escalonados en los cerros, formando terrenos planos a los cuales llamaron "pata".
  • Islas flotantes, utilizadas por los Uros en el lago Titicaca.
  • Mejoramiento de las herramientas de cultivo con el empleo del bronce: Chaquitacllas y raucanas. 
  • Empleo del guano de las aves marinas y del estiércol de los camélidos para aumentar la productividad de la tierra. 
  • Construyeron centros de experimentación agrobiológicos, como los de Moray (Cusco), Castrovirreyna (Huancavelica) y Carania (Yauyos), en andes circulares donde se reproducían los productos de todo el imperio (funcionaban con un reloj solar); éstos permitieron excelentes cosechas de más de un centenar de productos alimenticios.


La agricultura alcanzó gran desarrollo debido fundamentalmente:


  • Importancia que tuvo el cultivo en la economía andina.
  • A los principios de reciprocidad y redistribución que el Estado Inca usó y que estaban sustentados, sobre todo en la actividad agrícola.
  • Formas de trabajo obligatorias y colectivas.
  • Técnicas creativas e eficientes, que permitieron aprovechar los recursos de un medio geográfico difícil, como es el andino.
  • Régimen de tenencia de la tierra.


Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

2 comentarios:

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.