viernes, 17 de enero de 2014

arte bizantino

Heredó las tradiciones romanas y oriental, el arte bizantino tiene un estilo rico en imaginación, en lineamientos estéticos y en técnicas, constituye el exponente más refinado del arte medieval. 

El mosaico: La técnica del mosaico se enmarca dentro del arte pictórico. Sus productos tienen dos dimensiones y constan de figuras trabajadas a partir de la combinación de fragmentos mínimos de diferentes colores y materiales. Los fragmentos que conforman un mosaico se llaman "teselas". Se estima que en el imperio bizantino el mosaico alcanzó su máximo nivel. Esta técnica se desarrolló con una marcada influencia helenística, fusionada con el componente paleocristiano. 
El vidrio esmaltado fue el material predominante. Las teselas se disponían de manera premeditada que les permitiera reflejar el máximo de luz y proyectar sus colores con intensidad. Las figuras sagradas fueron revestidos con teselas de oro para que transmitiera su carácter divino. 
Con respecto a su composición y figuras, los mosaicos bizantinos presentaban escenas estáticas y personajes rígidos, generalmente de pie, llevando algún objeto en las manos y de proporción más alargada que lo normal. De esta etapa son muy bien conocidos los mosaicos de San Demetrio de Salónica y el de San Vital de Rávena, donde representados Justiniano y Teodora, lo más célebre del arte bizantino. Las luchas iconoclastas de los siglos VI al IX trajeron la destrucción de muchas imágenes religiosas de Constantinopla. El mosaico se fue dejando de lado paulatinamente hasta aproximadamente el siglo XIII, cuando fue reemplazo definitivamente por la pintura.




La pintura: A diferencia de tiempos anteriores se incidió en aspectos conceptuales, motivos abstractos y representaciones simbólicas. Esto se reflejó en detalles como el tamaño de los personajes, que iba de acuerdo con la importancia de los mismos. El ícono al que se apeló con mayor frecuencia fue Cristo; siguiendo el modelo sirio: con larga melena y barba partida. ´También fue común la representación de la virgen, cuya iconografía sería de importancia en los tiempos medievales. Las representaciones incidían siempre en la maternidad. Destacó la virgen Kiriotissa, llamada también Nikopaya, es decir, "Hacedora de la victoria". También fue frecuente la imagen de San Juan Bautista. La restauración de la iconografía trajo al arte bizantino las representaciones de aspectos concernientes al calendario litúrgico. Destacaron la Anastasis (Resurrección) y la visión de Manré, donde se recrea a la Trinidad a través de tres ángeles frente al patriarca Abraham. 
Con el tiempo la pintura se impuso como expresión principal del arte bizantino. La iconografía de Cristo, la Virgen y los santos se acentuó y fue notoria la influencia italiana, que algunos ya han identificado como rasgos de manierismo. 





La escultura:  Surgió como herencia de la tradición romana y con fuerte acervo oriental y desde sus inicios se hizo notoria en ella la influencia del arte paleocristiano. Particularmente recurrentes resultaron las piezas de tamaño menor, siempre con inspiración religiosa y también destacaron los objetos ornamentales. Fueron importantes las tablas escultóricas: dípticos o trípticos con temas religiosos elaborados en marfil, entre los que sobresalió el de Barberini. Ente los objtetos utilitarios tallados sorprende la cátedra del obispo Maximiano, una pieza de marfil con escenas de la vida de José. 




Las basílicas: De herencia romana, las formas arquitectónicas se reflejaron en las basílicas construidas en los dominios del imperio bizantino, empezando por las plantas en forma de cruz, a diferencia de la disposición rectangular más usada en la región occidental de Europa. Asimismo la forma de los decorados y la presencia de ventanales en las cúpulas permitían una iluminación más intensa, acentuada por el reflejo de los mosaicos que abundaban al interior. La iglesia de Santa Sofía, llamada también Haiga Sofía, en Constantinopla, mandada construir por Justiniano entre los años 523 y 537 d.C. es el ejemplo más representativo no solo de la arquitectura bizantina, sino también del arte medieval en su conjunto. 


Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.