lunes, 6 de enero de 2014

La armada invencible

El reinado de Felipe II, entre 1556 y 1598, puede ser recordado por la humillante derrota de la armada invencible, ocurrida en 1588, pero también por la construcción del monasterio de El Escorial, una de las edificaciones más representativas de su época.
Felipe II había sido, por su matrimonio con María I Tudor, príncipe consorte de Inglaterra entre 1554 y 1558. La sucesora de María I Tudor, Isabel I, reivindicó el anglicanismo. 


Felipe II nunca quiso emprender una invasión, pese al consejo de sus colaboradores y a los pedidos de los católicos ingleses, pero en la década de 1580, la reina inglesa apoyó decididamente, con dinero y hombres, a los holandeses, sublevados contra la autoridad española. Por otra parte el accionar de los corsarios ingleses, con la vena de la soberana inglesa, dificultaba el comercio en el Atlántico; incluso atacaron ciudades españolas y americanas. 


En este ambiente de hostilidad creciente se fue preparando el proyecto de invasión a Inglaterra, lo que en su tiempo se denominó "La empresa de Inglaterra". Muchos consideraban el proyecto difícil, sino imposible, ya que los galeones españoles eran pesados y lentos, y sus cañones eran de menor alcance que el de los ingleses. El excesivo calado de las embarcaciones españolas requerían puertos profundos, escaso en la zona de los Países Bajos que controlaban los españoles y que habrían de ser base de las operaciones. Sin embargo Felipe II, convencido que la ayuda de Dios le iba a prestar, ordenó los preparativos. El duque de Medina-Sidonia se hizo cargo del mando.

La armada invencible, partió de Lisboa en mayo de 1588. Estaba integrada por 130 barcos, 8 mil marineros, 2 mil remeros y cerca de 20 mil soldados. A ellos se les uniría las fuerzas proporcionadas por Alejandro Farnesio en Flandes. En medio de tormentas tuvieron lugar varios enfrentamientos en el Canal de la Mancha y en el Mar del Norte, ante una evidente superioridad inglesa. Los restos de la armada invencible hicieron un regreso desordenado y muchos barcos se perdieron estrellados contra las costas inglesas. La derrota tuvo un fuerte impacto psicológico. 

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.