lunes, 24 de diciembre de 2012

Teorías sobre la caída del Imperio Inca

La visión de que 160 españoles y 60 caballos, sin ayuda de nadie pudieron conquistar el Imperio Andino, compuesto de varios de miles de soldados y de millones de pobladores, en un tiempo muy corto, ha hecho meditar a muchos investigadores. ¿Cómo explicarse que un puñado de invasores españoles hayan derrotado a miles de soldados andinos y luego subyugar a millones de pobladores?
Se han propuesto distintas teorías acerca de la caída del Tawantinsuyu; pero dos son las más difundidas:
a) El absolutismo exagerado del Estado Inca, que había convertido en autómatas a los tributarios andinos, al extremo de que caída la cabeza dirigente (el Inca) se vino todo abajo.
b) La situación social  y política de los reinos señoriales conquistados por los emperadores del Cusco. 
Esta última teoría hace resaltar el colaboracionismo de los señores étnicos, quienes lo hicieron para vengarse de antiguas rivalidades interseñoriales y también para salvaguardar el status socio-económico en que se desarrollaron dentro de las estructuras andinas y asimismo por la oposición que reinaba dentro de las clases sociales dominantes. 
c) Otras de la teoría muy difundidas sobre la destrucción del Imperio Inca, fue la división existente entre el ejército y la clase dirigente en dos bandos: Los de Waskar y los de Atawallpa, que valen decir entre Hurin y Hanan Cusco respectivamente; provocando una cruenta guerra civil, de la que se aprovechó Pizarro, ayudando al uno contra el otro y viceversa, hasta hacer desaparecer a los dos y quedarse él como único gobernador de todo el territorio. Esta teoría aún se acepta hasta el día de hoy.
Pero también hubieron investigadores que se preguntaron ¿cómo es que los araucanos, los chichimecas y otras tribus de cultura marginal no pudieron ser conquistadas con la misma sencillez que en el Perú y México? Esto ya se interrogaron el cronista Cieza en 1553 y Acosta en 1590.
Autores tan antiguos como Cieza y Acosta, y investigadores modernos sostienen que los araucanos no fueron subyugados fácilmente y no fueron conquistados nunca por los españoles, porque no habían formado señoríos. No habían tenido reyes a quienes obedecer, porque jamás habían estado sometidos a dominio extranjero; eran personas libres, su régimen socio-político y económico de nomadismo les incitó a combatir posibilitando la resistencia. Si estuvieran estructurados en señoríos, como los de México y Perú, se habrían derrumbado fácilmente; porque entregado el rey absoluto estaba cedido todo. Entre los araucanos no existía jerarquización social; allí los jefes no eran hereditarios sino elegidos, según la valentía y la fuerza. El jefe no hablaba en forma personal, sino que su palabra era la expresión del pueblo y su sentir el sentimiento de la masa. 
Las sociedades no señoriales, las organizadas sin estratificación clasista, son las que resisten al intruso o invasor; en cambio las etnias estructuradas en señoríos, como sucedió en los Andes, se desenvuelve en un ambiente contrario. Podemos afirmar que los españoles callaron la asistencia y alianza de los señores étnicos para no perder la encomiendas; si ellos hubieran manifestado que el Tawantinsuyu fue conquistados por los mismo nativos andinos para entregárselos a los españoles, entonces ¿con qué derecho habrían reclamado gratificación de servicios a la Corona española?
Para entender y explicar el ocaso del Imperio de los Incas es imprescindible estudiar el estado social de los diversos señoríos étnicos del mundo andino y el señorialismo feudal traído por los españoles. Porque de las fuerzas que se originan del encuentro de esos dos esquemas mentales, dependió la caída rápida del Imperio Inca.
En tal sentido debemos analizar cuál era la situación política de los curacazgos o señoríos étnicos que integraban el Tawantinsuyu. ¿Qué pensaban los jatuncuracas de los incas? ¿Cómo juzgaban la política económica y social impuesta desde el Cusco? ¿Estaban resignados con la conquista incaica? ¿Qué actitud tomaron los jatuncuracas y señoríos étnicos ante los españoles? ¿Cómo les recibieron? ¿Qué vieron en ellos?
Al contestar estas interrogantes, podremos comprender que la fácil conquista por un pequeño grupo de aventureros y su tecnología moderna es un mito; la desintegración del Tawantinsuyu se debe a la rivalidad señorial de los curacas andinos y a la oposición de éstas al dominio del Cusco. 

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

1 comentarios:

  1. Los araucanos no existen, es un nombre impuesto, su nombre es Mapuches.

    ResponderEliminar

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.