martes, 10 de noviembre de 2015

La panaca o nobleza de sangre

La élite de las clases sociales dominantes estaban conformadas por ayllus de lenguaje imperial. En la lengua puquina estos ayllus eran llamados panaca (que quiere decir hermana).
Como residían en el Cusco, sus integrantes se llamaban así mismos cuscoruna. El territorio de su residencia era el Incasuyu.
Los ayllus de casta imperial (nobleza de sangre) conservaban intacto sus lazos consanguíneos, a diferencia del resto de ayllus del Tawantinsuyu. Así resguardaban mejor para su grupo, los privilegios imperiales de tipo económico, político y social. 

Se distinguían de los demás por tener las orejas horadadas y grandes, siendo motejado como orejones por los españoles que llegaron al Cusco.
También tenían la cabeza casi rapada, especialmente los del linaje inca. 
Como altos funcionarios del Estado Inca, los orejones gozaban de muchos privilegios, como el de ser conducidos en hamacas, poseer tierras en propiedad, tener yanacunas a su servicio, tener más de una esposa, etc. No sabían tejer ni hilar, no preparaban sus alimentos; otros lo hacían por ellos. Si eran jueces de alto rango, no hacían ejecutar las sentencias; esta última tarea era encomendada a incas nobles de menor jerarquía como la nobleza de privilegio. 

Desde muy joven la nobleza cusqueña o panaca era preparada exclusivamente para mandar a los demás. Uno de sus miembros era designado inca o gobernante supremo del imperio (que era el primero entre sus iguales). Solo ellos conformaban el concejo imperial, la alta jerarquía militar, la máxima jerarquía sacerdotal y la alta burocracia administrativa del imperio inca.


Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.