martes, 3 de noviembre de 2015

organización política de la cultura olmeca

En el aspecto político fue una cultura teocrática, gobernada por una casta sacerdotal poderosa en la que la élite gobernante estuvo vinculada a deidades asociadas al agua y la agricultura. 
El cultivo exitoso de los olmecas hizo que se estableciera un gobierno dirigido por una élite gobernante. En épocas anteriores, pequeños grupos de varias familias habían poseído y cultivado las tierras y compartían comunitariamente el trabajo y sus beneficios lo disfrutaba toda la población más o menos igual en el proceso. Sin embargo unas pocas familias obtuvieron el control de las mejores tierras de cultivo, se convirtieron en ricos y fueron capaces de gobernar sobre los demás.


De esta clase de familias que habían ganado el control a través de la posesión de las mejores tierras, del grupo de gobernantes surgieron los sacerdotes.  De hecho, los gobernantes y sacerdotes eran a menudo lo mismo; había poca diferencia entre la ley religiosa y cívica en la sociedad olmeca. A medida que el poder se concentró, la sociedad olmeca cayó bajo el dominio de los reyes- chamanes, o reyes-sacerdotes, que también eran probablemente miembros de las poderosas familias gobernantes extendidas que poseían las mejores tierras y la mayor parte de la riqueza de la zona. Se cree que estos  reyes- chamanes tenían poderes divinos. El sistema religioso complejo de los olmecas que desarrollaron en sus primeros años, sirvió para justificar las normas o leyes absolutas de estos reyes-chamanes sobre sus pueblos mediante la representación de su autoridad como algo ordenado por los dioses.
Las grandes ciudades de los olmecas alojan a la élite, pero no a los trabajadores. Ellos sirvieron como centros ceremoniales con templos religiosos y palacios y tenía áreas separadas para el comercio. La gente común vivía separado de los centros ceremoniales en zonas de los alrededores y se ganaban la vida como agricultores. Ellos proporcionaron mano de obra para los centros ceremoniales, así como los alimentos y los bienes de la élite gobernante. Los agricultores se reunieron periódicamente en los centros ceremoniales para celebraciones religiosas o gubernamentales.
Los agricultores pertenecían a las clases más bajas de la estructura de clases de nueva formación. Hubo una tremenda brecha entre su condición y la de las clases altas que es evidente en la diferencia entre los enterramientos lujosos de los entierros de la élite y humildes agricultores olmecas.

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.