domingo, 9 de agosto de 2015

Ubicación geográfica de Mesopotamia

Asentada entre los cursos de dos ríos, Mesopotamia era un territorio amplio y fértil que ofrecía las condiciones necesarias para la subsistencia de grandes grupos humanos; así su dominio fue codiciado por muchos pueblos.

Mesopotamia o país entre ríos, como la llamaron los griegos (meso=medio y potamos=ríos), comprendía el amplio territorio ubicado entre la meseta del Irán y los desiertos de Siria y Arabia, en Asia Menor. Sus fronteras naturales son los montes de Anatolia, por el norte; los montes Zagros por el este; el desierto de Arabia por el sudoeste y el Golfo Pérsico. Surcan este espacio dos importantes ríos, el Tigris y el Éufrates, que nacen en las montañas de Armenia y desembocan en el Golfo Pérsico, formando un trazado semejante a un 8 irregular, a medida que recorren la llanura. En aquellos tiempos, esta región no había terminado de desecarse, de manera que, en época de crecida, desde marzo hasta mayo, los ríos provocaban inundaciones, mientras que entre junio y setiembre, las aguas volvían a su nivel normal. Estas inundaciones eran violentas e irregulares, y arrasaban poblaciones enteras  sembradíos. Antiguamente el Tigris y el Éufrates desembocaban en el golfo por cauces diferentes, pero como arrastran sedimentos fueron modificando la desembocadura y ahora lo hacen por un solo río, llamado Shat-el-Arab, o ríos de los árabes. El limo arrastrado por los ríos transforma a la región en un espacio ideal para la agricultura, por lo cual se le considera parte del Creciente Fértil y al mismo tiempo, posibilitó la instalación de varios pueblos cuyo aporte conjunto dio origen a una brillante civilización. 


Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.