sábado, 4 de octubre de 2014

Egipto antiguo y el Río Nilo

La civilización egipcia se desarrolló en el valle del río Nilo al noreste africano. Los ciclos estacionales del gran río fueron importantes para el florecimiento de la cultura egipcia.



El Nilo nace en el África ecuatorial, corre de sur a norte y es el resultado de la confluencia de dos ríos: el Nilo Blanco, que nace en los lagos del África central, Lago Victoria y el Nilo Azul, que nace en el Lago Tana, se unen en el actual Khartum. La cuenca se extiende por 6,500 Km, pero a Egipto le corresponde 1,200 Km, su anchura media es de 18 a 20 Km y al llegar a la desembocadura se abre en un delta en forma de abanico; son las tierras negras, que son depósitos milenarios, con una profundidad de 30 metros, sumamente productivas. Desembocan en el Mar Mediterráneo.



Egipto tiene dos regiones importantes:
El Alto Egipto: Comprende una estrecha franja desde el sur de Menfis hasta la primera catarata; tiene un trayecto aproximado de 1,000 Km.
El Bajo Egipto: Comprende desde Menfis, hacia el norte, hasta la desembocadura del Nilo. Le corresponde un trayecto aproximado de 150 a 200 Km.
El río Nilo divide el ciclo agrícola de Egipto en tres etapas bien diferenciadas: el ciclo de las crecientes, que son consecuencias de las lluvias en Abisinia y Sudán. En este ciclo el Nilo se desborda e inunda las tierras agrícolas; inundaba de un barro o limo rico en minerales y materias agrícolas. Dura de mediados de julio a noviembre. 
El ciclo de la siembra, las tierras del valle eran trabajadas de noviembre a febrero y en los siguientes meses se dedicaban a las actividades complementarias de la agricultura. 
El ciclo de las cosechas, se dedicaban al recojo y recolección de los productos; esta actividad es entre el mes de mayo y junio. 

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.