domingo, 21 de julio de 2013

La revolución mexicana

México era un país con una fuerte presencia de capital estadounidense y británico, que controlaba la minería y el petróleo; el comercio exterior y las vías de comunicación. La burguesía mexicana, dedicada a la pequeña industria y el comercio, no podía crecer ni rivalizar con este capital extranjero.


El número de obreros era reducido y reclamaba mejoras laborales. Los artesanos fueron afectados ante la fuerte competencia de la manufactura importada. El campesinado que es es le grueso de los trabajadores estaba agrupados en comunidades campesinas reducidas sistemáticamente por el crecimiento de las grandes haciendas, por eso su gran reclamo fue la tierra.

El país estaba en manos de la oligarquía, es decir, grandes hacendados, banqueros, mineros y comerciantes ligados al capital extranjero. Su representante en el gobierno era Porfirio Díaz, quien asumió la presidencia en 1876 inaugurando un largo régimen y cortesano que duró hasta 1910.

El porfiriato duró 34 años. Para perpetuarse en el poder, Porfirio Díaz realizaba fraudes. En 1908 declaró que no iba postular a la presidencia, pero al año siguiente fue candidato junto con el representante de la burguesía llamado Francisco Madero, que era el favorito y cuya frase era la "no reelección".
En 1910 Porfirio Díaz se autoelige presidente y Francisco Madero se convierte en su principal opositor. Éste lanzó el plan de San Luis de Potosí, que era un manifiesto que propone la anulación de las elecciones presidenciales, exigía nuevos comicios y planteaba la reforma agraria.

La Revolución Mexicana estalló cuando los campesinos inicia su participación activa pues varios grupos se revelaron contra el gobierno de Porfirio Díaz especialmente aquellos formados en Chihuahua al mando de Pancho Villa (Doroteo Arango) y en Morelos al mando de Emiliano Zapata. 

En Octubre de 1911 Madero es elegido presidente de México e inmediatamente inicia una serie de reformas que no satisfacen las expectativas, por ello Emiliano Zapata rompe con el gobierno y lanza el plan Ayala, que era un manifiesto cuyo punto fundamental era la exigencia de la entrega de tierras al campesinado.

El nuego gobiernos no pudo controlar la violencia revolucionaria campesina a la cual se unió, además no pudo con el bandolerismo y el pillaje. La revolución entonces cambió de rumbo porque si bien se había iniciado como un movimiento político, pronto adquirió un claro tinte social generalizado.

El general Victoriano Huerta, hombre de confianza del presidente fue el encargado de reprimir a la masa campesina, pero en 1913 dio un golpe de Estado y asesinó al presidente. A fines de ese año el general Venustiano Carranza inició el movimiento llamado "Constitucionalista" contra Victoriano Huerta.

Al año siguiente (1914) los Estados Unidos intervino en México, tomando Vera Cruz y reconociendo a Venustiano Carranza como presidente. En Octubre los estadounidenses se retiraron y en Diciembre Pancho Villa y Emiliano Zapata ingresaron a la capital acordando luchar juntos contra Venustiano Carranza.
En 1915, Venustiano Carranza da la Ley de Reforma Agraria sorprendiendo al campesinado. Al años siguiente su dominio era efectivo en casi todo el país, mientras Pancho Villa se enfrentaba a las tropas estadounidenses en el norte de México. En 1917 se aprobó una constitución y poco a poco los líderes revolucionarios fueron asesinados, Venustiano Carranza en 1918, Emiliano Zapata en 1919 y Pancho Villa en 1923.
En 1934 Lázaro Cárdenas realizó la esperada reforma agraria. En 1938 nacionalizó el petróleo y finalmente perfeccionó la legislación laboral. 

Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.