martes, 8 de octubre de 2013

La Revolución Industrial

Se llama revolución industrial a una serie de transformaciones que se dieron en el aspecto productivo en Europa, como resultado de los cambios económicos y la modernización e invención de máquinas para la producción de bienes y mercancías. 



Causas:

  • Aumento de la población y comercio
  • Modernización e invención en el aspecto tecnológico y científico
  • Existencia de capitales surgidos de la esfera financiera y social
  • Surgimiento de nuevas y poderosas fuentes de energía (carbón, petróleo y electricidad)
  • Mano de obra calificada 
  • Cambios culturales entre la población urbana afectada por la revolución.

Muchos historiadores e investigadores sostienen que actualmente vivimos una Tercera Revolución Industrial, originada a partir de la década de 1950, que estaría enmarcada dentro del área de los servicios y la información. Se sustenta esta opinión en el desarrollo de la informática, electrónica, robótica y la biogenética. 

Etapas:

a) Primera Revolución Industrial (Siglo XVIII-XIX): Se desarrolla en Inglaterra, esta etapa caracteriza por los considerables avances en el campo de la agricultura (nuevas técnicas de cultivo y mejores fertilizantes), la industria textil (invención de la hiladora de mano y el telar hidráulico), la invención del motor a vapor y el uso del carbón como energético industrial. Estos cambios fueron motivados por la necesidad de incrementar la producción, debido al crecimiento demográfico de las poblaciones europeas, gracias a los avances tecnológicos en el campo medicinal, los cuales determinaron el descenso en la tasa de mortalidad.
Hubo un incremento del comercio por parte de Inglaterra debido al mejoramiento de las vías terrestres y marítimas, además de las materias primas y los productos traídas de las numerosas colonias, determinaron el crecimiento del capital financiero. Todos estos avances fueron facilitados por el ordenamiento político inglés; el país contaba con un sistema liberal y parlamentario que permitió el desarrollo de una clase social de gran fuerza, la burguesía.



b)  Segunda Revolución Industrial (Siglo XIX-XX): Abarca los países de Alemania, Francia, EE.UU. y Japón. A pesar de los avances tecnológicos hace unos años atrás, recién alrededor de 1850 cuando éstos alcanzan efectos sorprendentes incluso en el ámbito administrativo. En esta etapa se caracteriza por la consolidación y el desarrollo del maquinismo, acompañado por el fortalecimiento del capitalismo industrial, consecuencia directa de la aceleración y mejoramiento de los procesos de producción. 

El surgimiento y difusión de los adelantos tecnológicos y el uso de nuevas fuentes de energía como la electricidad y el petróleo, dejando de lado al carbón; además de la generación de reguladores jurídicos que modelaran la economía y los procesos administrativos y burocráticos, generaron las condiciones para la que se conoce como "La Gran Industrialización". 


Consecuencias:

  • Acumulación de capitales, lo cual generó riqueza y benefició normalmente a los que tenían en su poder los medios de producción.
  • El nivel de vida de los asalariados mejoró sensiblemente.
  • Crecimiento considerable de la población mundial, ligado a la expansión demográfica de las poblaciones urbanas.
  • Expansión colonial intensa, en busca de nuevos mercados que proporcionen las materias primas necesarias para la producción de mercancías.
  • Consolidación del capitalismo industrial generado por el surgimiento de la burguesía.
  • Mecanización de la agricultura, lo que origina mayor rendimiento de la tierra y abaratamiento de los precios por un mayor volumen de producción.
Surgimiento de período de crisis económica debido a la sobreproducción, lo que genera la baja de precios y el cierre de las fábricas.


Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

1 comentarios:

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.