miércoles, 13 de febrero de 2013

Hernán Cortés y los mayas

23 de octubre 1518. Después de la floración de comandos de esta última empresa a varios individuos, Velázquez elige un alcalde de 34 años de edad o magistrado en Santiago de Cuba llamado Hernán Cortés. Es la intención de Velázquez a Cortés para asegurar un punto de apoyo en este nuevo territorio a la espera de la llegada del gobernador con un cuerpo principal, sin embargo Velázquez es poco desconcertado por la velocidad y el alcance de los preparativos de su subordinado, Cortés reunió siete embarcaciones y más de 300 voluntarios deseosos en cuestión de semanas. Alarmado, el gobernador decide reemplazarlo en el último minuto con Luis de Medina, pero Cortés se entera de este cambio propuesto.


18 de noviembre 1518. En lugar de ser sustituido, Cortés zarpa desde Santiago de Cuba con su buque insignia de 100 toneladas de Santa María de la Concepción y otros cinco barcos, navegando a lo largo del sur de Cuba y la recolección de más reclutas y suministros mientras desafiando abiertamente retiros repetidos de Velázquez.
10 de febrero 1519. Después de casi tres meses, Cortés ha reunido una flota compuesta por 100 en su buque insignia, otros tres buques de 70-80 toneladas cada uno, más siete embarcaciones menores y bergantines de Guaniguanico cerca del extremo occidental de Cuba, teniendo 500 efectivos (12 de ellos arcabuceros y ballesteros 30), 50 marineros, 16 caballos y 14 piezas de artillería de gran tamaño y numerosos más pequeños, además de perros de guerra, un médico, dos intérpretes, una docena de mujeres, así como un par de cientos de porteadores y esclavos negros cubanos. Con esta expedición, se encontraba cerca de Cozumel pero es dispersada por una tormenta nocturna, su flota ancló el 21 de febrero. Cortés hizo descansar a sus tropas y caballos para recuperar. En dicho lugar hubieron náufragos españoles residentes en el continente cercano de Yucatán, en secreto envía un mensajero indio, con la esperanza de obtener información. Un par de semanas más tarde, su expedición vuelve a su paso, haciendo escala en Isla Mujeres, y ante una avería en la embarcación los obliga a la totalidad de la flota regresar a Cozumel.

El 13 de marzo 1519. Mientras se prepara para una vez más salir de  Cozumel, Cortés se une a un náufrago español llamado Gerónimo de Aguilar, quien ha estado viviendo entre los indios de Yucatán durante ocho años y ha respondido a su llamada.


Pocos días después de zarpar de Isla Mujeres,Cortés ronda  la Península de Yucatán y localiza su barco anclado desaparecidos en Puerto Escondido, cerca de la Laguna de Términos. Luego procede a la desembocadura del río Grijalva, el sondeo de casi dos kilómetros río arriba, con sólo sus embarcaciones más pequeñas que lleva un pequeño contingente hasta que lleguen a la vista de una gran ciudad maya encerrado "por un grueso muro de madera y almenas" nombrados Potonchán,  Cortés pide permiso para comprar provisiones y agua, que los indígenas chontales rechazan. En cambio, sus combatientes salen hacia el interior, mientras que los movimientos principales del ejército español antes y secretamente se une a sus líderes, Cortés se amparo de la oscuridad.





Leiner Cardenas Fernandez

Historiador de profesión y especialista en informática educativa por convicción.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright @ 2013 Aprenda historia de la humanidad.